Ser afiliado es una condición que voluntariamente asume el comerciante o empresario matriculado a través de un pago anual de una cuota adicional que le permite disfrutar de más ventajas, servicios y preferencias.